invert-default-slider-image

Firma con nosotros la Declaración Personal de Inerrancia de las Escrituras.



"La autoridad de las Escrituras es un elemento central para la Iglesia Cristiana tanto en esta época como en toda otra. Los que profesan su fe en Jesucristo como Señor y Salvador son llamados a demostrar la realidad del discipulado obedeciendo la Palabra escrita de Dios en una forma humilde y fiel. El apartarse de las Escrituras en lo que se refiere a fe y conducta es demostrar deslealtad a nuestro Señor. El reconocimiento de la verdad total y de la veracidad de las Santas Escrituras es esencial para captar y confesar su autoridad en una forma completa y adecuada".

Declaración Breve de la Inerrancia de las Escrituras

1. Dios, quien es la Verdad misma y habla solamente la verdad, ha inspirado las Sagradas Escrituras para de este modo, revelarse al mundo perdido a través de Jesucristo como Creador y Señor, Redentor y Juez. Las Sagradas Escrituras son el testimonio de Dios acerca de sí mismo.
2. Las Sagradas Escrituras, siendo la Palabra misma de Dios y escrita por hombres preparados y dirigidos por Su Espíritu, tienen autoridad divina infalible en todos los temas que tocan; deben creerse, como instrucción de Dios, en todo lo que afirman; deben ser obedecidas como mandamientos de Dios en todo lo que ellas requieren; deben de ser acogidas como garantía de Dios en todo lo que prometen.
3. El Espíritu Santo, autor divino de las Escrituras, las autentifica en nuestro propio espíritu por medio de Su testimonio y abre nuestro entendimiento para comprender su significado.
4. Siendo verbal y plenariamente dadas por Dios, las Escrituras son sin error o falta en todas sus enseñanzas, tanto en lo que declaran acerca de los actos de creación de Dios, acerca de los eventos de la historia del mundo, acerca de su propio origen literario bajo la dirección de Dios, como en su testimonio de la gracia redentora de Dios en la vida de cada persona.
5. La autoridad de la Escrituras es inevitablemente afectada si esta inerrancia divina es de algún modo limitada o ignorada, o sometida a cierta opinión de la verdad que sea contraria a la de la Biblia; tales desvíos causan grandes pérdidas al individuo y a la Iglesia.

Ver la Declaración completa

Ministerios Asociados

  • client-logo
  • client-logo
  • client-logo
  • client-logo